En la Isleta, poema de Manuel Díaz Martínez

Mientras miro,

acodado en la ventana,

el paso de turistas y palomas,

siento que tú también,

madre,

te asomas

al marino esplendor

de esta mañana.

Es natural

que sienta tu presencia

porque,

a lo largo de mi largo viaje,

siempre estuviste,

madre,

en mi paisaje,

y en él fuiste la luz,

la transparencia.

Blog del autor, aquí.

Para acceder a toda la revista, haz clic aquí.

Anuncios